Estructura de la Comunidad de Armejún

La estructura de la comunidad es algo dinámico y funcional, que nos ayude y nos acompañe en nuestra vida comunitaria. En este momento, diseñamos una estructura que nos sostenga al inicio de este tránsito, y la resumimos aquí:

  • En Armejún la diversidad es un valor. Ahora buscamos familias con unas características muy concretas para crear el grupo núcleo. Después de un tiempo de convivencia deseamos empezar a ser un grupo diverso de personas.
  • Fomentamos la colaboración y la comunicación con la Asociación de Amigos de Armejún y el resto de antiguas personas pobladoras.
  • Confiamos en la Facilitación de Grupos y en las herramientas que aporta para la cohesión grupal, la resolución de conflictos, la gestión emocional o la indagación colectiva. La Facilitación cuida de las personas, los objetivos y el proceso de forma sincrónica.
  • Las pobladoras estamos de acuerdo en que podemos estar en desacuerdo y basamos la gobernanza de la Comunidad en que todas poseemos una parte de la verdad.
  • Tomamos las decisiones por Consenso. «Introducción al consenso» de Beatrice Briggs nos guía para cuidar el proceso.
  • Las pobladoras vivimos el autocuidado y la responsabilidad como la base del bienestar personal y colectivo.
  • Creamos espacios cuidados, de seguridad y confianza para explorar la dimensión emocional de cada una que nos permitan la conexión desde la empatía, la ternura y la compasión hacia las demás.
  • Disfrutamos de espacios para la celebración colectiva.
  • Las pobladoras deseamos comunicarnos de forma empática y honesta. Valoramos el uso de los principios de la Comunicación No Violenta en nuestras relaciones con las demás, tanto para comunicar como para recibir.
  • Nuestro comportamiento en la Comunidad está basada en el respeto.
  • Sentimos el conflicto como una oportunidad. Nos esforzamos para transitarlo con consciencia, teniendo presente el bienestar de la comunidad.
  • Nos organizamos y nos comprometemos con las labores y trabajos cotidianos del pueblo.
  • Tenemos una economía colectiva y otra particular o familiar. Deseamos explorar una economía común.
  • Vivimos una economía basada en el valor de los recursos. Tratamos de producir aquellos bienes que necesitamos. Para aquello que no podemos producir priorizamos el intercambio o el uso de monedas sociales antes que el ingreso o el pago en euros.
  • Vivimos la crianza en tribu. Las criaturas y sus necesidades son tenidas en cuenta por la Comunidad y les acompañamos en su proceso de crecimiento de manera consciente.
  • Buscamos ser conscientes, coherentes y responsables en nuestra manera de alimentarnos. Respetamos e integramos la diversidad de filosofías, valores y culturas de alimentación.
  • Contamos con personas voluntarias como apoyo externo a los trabajos en el pueblo.
  • La Asociación Sembrando Tierras Altas es la entidad legal que protege a la Comunidad.
  • Las cesiones y propiedades inmuebles las gestionamos de forma colectiva a nombre de la Asociación.
  • Respetamos los acuerdos asumidos en relación a nuestras mascotas.

CREANDO UNA NUEVA COMUNIDAD EN ARMEJÚN

Somos una familia que sostenemos un proyecto de repoblación para crear un una Comunidad rural, sostenible y perdurable, basada en valores de autogestión, responsabilidad, honestidad y cuidados.
En Armejún llevamos 5 años tratando de hacer este sueño posible junto a diferentes personas. Hace unos meses se marcharon las últimas personas con las que convivimos en el pueblo. Fue necesaria una fase de recomposición personal y familiar para reafirmarnos en nuestra intención de continuar, entender los cambios que debíamos hacer y lograr ver nuestra soledad en el pueblo como una oportunidad para crear el proyecto comunitario que soñamos. Ha sido un proceso de cuatro meses y tenemos como resultado un documento de visión y estructura comunitaria para Armejún, creado no sólo con ilusión renovada sino sobre todo con templanza, seguridad, honestidad, coherencia y herramientas que nos han llegado desde el empoderamiento, el aprendizaje y la experiencia.
Tenemos el propósito de crear cultura, consecuencia de nuestras propias decisiones, que pueda nutrirnos a nosotras y las generaciones venideras. Una cultura de vida, salud y respeto en sus sentidos más amplios.

Hoy buscamos dos familias con las que compartir un proceso inicial de convivencia de un año que tiene como objetivo crear entre las tres el grupo núcleo de la Comunidad. Este será el momento en que deseamos que surja el sostén colectivo y la apertura a la diversidad.
Consideramos imprescindible y necesitamos que las familias:

  • Tengáis peques que aún no estén en edad escolar.
  • Sintáis una fuerte inquietud comunitaria y hayáis experimentado la colectividad.
  • Busquéis tribu para la crianza.
  • Traigáis algo de experiencia en la vida rural.
  • Resonéis con este proyecto en toda su amplitud y que este resonar venga más desde una motivación profunda que desde un sentimiento de necesidad.
  • Estéis en búsqueda de este modo de vida comunitario, rural y autogestionario, repoblando un pueblo abandonado y aislado.
  • Dispongáis de recursos económicos suficientes para manteneros en el pueblo durante dos años aproximadamente, tiempo en que deseamos tener en marcha el motor económico de la Comunidad.
  • Tengáis interés e intención de explorar una economía común.
  • Conozcáis, valoréis y aceptéis la Facilitación de grupos como herramienta fundamental de nuestra vida en comunidad.
  • Afrontéis el conflicto como una oportunidad.
  • Traigáis a nivel personal sentido del humor, paciencia, madurez, autocuidado y voluntad de aprendizaje.
  • Leáis los siguientes libros:
    • Crear una vida juntos. Herramientas prácticas para formar Ecoaldeas y Comunidades intencionales, de Diana Leafe Christian.
    • Introducción al consenso, de Beatrice Briggs.
    • Comunicación no violenta: un lenguaje de vida de Marshall Rosenberg.