Estructura de la Comunidad de Armejún

La estructura de la comunidad es algo dinámico y funcional, que nos ayude y nos acompañe en nuestra vida comunitaria. En este momento, diseñamos una estructura que nos sostenga al inicio de este tránsito, y la resumimos aquí:

  • En Armejún la diversidad es un valor. Ahora buscamos familias con unas características muy concretas para crear el grupo núcleo. Después de un tiempo de convivencia deseamos empezar a ser un grupo diverso de personas.
  • Fomentamos la colaboración y la comunicación con la Asociación de Amigos de Armejún y el resto de antiguas personas pobladoras.
  • Confiamos en la Facilitación de Grupos y en las herramientas que aporta para la cohesión grupal, la resolución de conflictos, la gestión emocional o la indagación colectiva. La Facilitación cuida de las personas, los objetivos y el proceso de forma sincrónica.
  • Las pobladoras estamos de acuerdo en que podemos estar en desacuerdo y basamos la gobernanza de la Comunidad en que todas poseemos una parte de la verdad.
  • Tomamos las decisiones por Consenso. «Introducción al consenso» de Beatrice Briggs nos guía para cuidar el proceso.
  • Las pobladoras vivimos el autocuidado y la responsabilidad como la base del bienestar personal y colectivo.
  • Creamos espacios cuidados, de seguridad y confianza para explorar la dimensión emocional de cada una que nos permitan la conexión desde la empatía, la ternura y la compasión hacia las demás.
  • Disfrutamos de espacios para la celebración colectiva.
  • Las pobladoras deseamos comunicarnos de forma empática y honesta. Valoramos el uso de los principios de la Comunicación No Violenta en nuestras relaciones con las demás, tanto para comunicar como para recibir.
  • Nuestro comportamiento en la Comunidad está basada en el respeto.
  • Sentimos el conflicto como una oportunidad. Nos esforzamos para transitarlo con consciencia, teniendo presente el bienestar de la comunidad.
  • Nos organizamos y nos comprometemos con las labores y trabajos cotidianos del pueblo.
  • Tenemos una economía colectiva y otra particular o familiar. Deseamos explorar una economía común.
  • Vivimos una economía basada en el valor de los recursos. Tratamos de producir aquellos bienes que necesitamos. Para aquello que no podemos producir priorizamos el intercambio o el uso de monedas sociales antes que el ingreso o el pago en euros.
  • Vivimos la crianza en tribu. Las criaturas y sus necesidades son tenidas en cuenta por la Comunidad y les acompañamos en su proceso de crecimiento de manera consciente.
  • Buscamos ser conscientes, coherentes y responsables en nuestra manera de alimentarnos. Respetamos e integramos la diversidad de filosofías, valores y culturas de alimentación.
  • Contamos con personas voluntarias como apoyo externo a los trabajos en el pueblo.
  • La Asociación Sembrando Tierras Altas es la entidad legal que protege a la Comunidad.
  • Las cesiones y propiedades inmuebles las gestionamos de forma colectiva a nombre de la Asociación.
  • Respetamos los acuerdos asumidos en relación a nuestras mascotas.